07 abril 2017

Educación social en la escuela: necesaria y efectiva

Cuando muchos de nosotros estudiamos la carrera, no se contemplaba este ámbito como factible para desarrollar la tarea profesional. ¿Un/a educador/a social en la escuela? ¿Convivir y combinar el trabajo de un/a maestro/a con la educación no formal? Impensable.

Por suerte esto ha cambiado y cada vez más escuelas demandan y valoran esta figura, como la Escuela Cultura Práctica, de Terrassa. Pero no todo son facilidades: aún quedan los que no entienden que la acción educativa "siempre se construye sobre la relación interpersonal entre educador y educando", aunque los objetivos específicos y las metodologías aplicadas sean divergentes (Educación Social y Escuela, revista de Intervención Socioeducativa de Pere Tarrés, nº32, 2006)

Además, hay que entender que enseñar y educar no son lo mismo pero son acciones que se complementan en las instituciones educativas y, por tanto, están condenadas a entenderse, planteándose la validación competencial como objetivo genérico a alcanzar.

Resultado de imagen de árbolTengamos presente que "la educación traspasa las paredes de las aulas y pasea por toda la escuela en formas diferentes a los contenidos curriculares. La educación camina por los pasillos, por los juegos en el patio, por las reuniones (...) de madres y padres, para la planificación e implementación de proyectos innovadores y por las reuniones para acordar marcos de convivencia escolar. Incluso se destila intención educativa en el momento de entrar y salir de la escuela. Y es en todos estos espacios donde la educación social tiene mucho que aportar desde la experiencia de una profesión consolidada en espacios de educación no formal"(Oscar Martínez en 'La Educación Social ya existe en la escuela' , 2016)

Pero no olvidemos que como profesión consolidada hay que reclamar funciones, medios, espacios y metodologías propias. La educación social interviene de forma natural en situaciones de vulnerabilidad con planteamientos de prevención y de actuación coordinada y no podemos, por tanto, conformarnos al responder a requerimientos de urgencia.

Entendemos la complejidad social actual y el desbordamiento de situaciones disruptivas que se generan en el día a día del aula pero para ello se requiere de una escuela con planteamientos disciplinarios sólidos. En este contexto la educación social debe poder abordar aquellas problemáticas y dificultades extracurriculares que afectan el correcto desarrollo del menor como alumno / a y como ciudadano. Esto implica determinar los componentes básicos de la escuela renovada que necesitamos. 

En concreto, Jaume Funes indica algunos en el artículo publicado en el diario Ara en 2016: "una escuela sólo es verdaderamente escuela si (...) está pensada para facilitar la infancia, el desarrollo, la curiosidad por saber, el descubrimiento del mundo y de los otros en un entorno concreto, en el que diferentes adultos educan; (...) una escuela es escuela si dentro están todas las infancias (...), todas sus diversidades vitales, donde todos son de diversas maneras buenos alumnos y lo que preocupa a los padres es el grupo, el aprendizaje cooperativo, el descubrimiento diario de la diversidad; (...) una escuela es nueva y buena si padres y madres pueden entrar y maestros y profesores salir. Si unos y otros comparten currículo, vida y educación ".

El educador/a social, por tanto, debe contribuir a poner la mirada sobre la persona y no sólo sobre el alumno/a. En esta renovación, nuestra profesión debe tener un papel protagonista, activo, innovador y vinculante.

08 febrero 2017

Educació social a l'escola. Necessària i efectiva

Quan molts de nosaltres vam estudiar la carrera, no es contemplava aquest àmbit com a factible per desenvolupar la tasca professional. Un/a educador/a social a l’escola? Conviure i combinar el treball d’un/a mestre/a amb l’educació no formal? Impensable.

Per sort això ha canviat i cada cop més escoles demanden i valoren aquesta figura, com l’Escola Cultura Pràctica, de Terrassa. Però no tot són facilitats: encara queden els que no entenen que l’acció educativa “sempre es construeix sobre la relació interpersonal entre educador i educand”, encara que els objectius específics i les metodologies aplicades siguin divergents (‘Educació Social i Escola’, Revista d’Intervenció Socioeducativa de Pere Tarrés, nº32, 2006)

A més, cal entendre que ‘ensenyar’ i ‘educar’ no són el mateix però són accions que es complementen en les institucions educatives i, per tant, estan condemnades a entendre’s tot plantejant-se la validació competencial com objectiu genèric a assolir.

Tinguem present que “l’educació traspassa les parets de les aules i passeja per tota l’escola en formes diferents als continguts curriculars. L’educació camina pels passadissos, pels jocs al pati, per les reunions (…) de mares i pares, per la planificació i implementació de projectes innovadors i per les reunions per acordar marcs de convivència escolar. Fins i tot es destil·la intenció educativa en el moment d’entrar i sortir de l’escola. I és en tots aquests espais on l’educació social té molt per aportar des de l’experiència d’una professió consolidada en espais d’educació no formal.” (Òscar Martínez a ‘L’Educació Social ja existeix a l’escola’, 2016)

Però no oblidem que com a professió consolidada cal reclamar funcions, mitjans, espais i metodologies pròpies. L’educació social intervé de forma natural en situacions de vulnerabilitat amb plantejaments de prevenció i d’actuació coordinada i no podem, per tant, conformar-nos en respondre a requeriments d’urgència.



Entenem la complexitat social actual i el desbordament de situacions disruptives que es generen en el dia a dia de l’aula però per això es requereix d’una escola amb plantejaments disciplinaris sòlids. En aquest context l’educació social ha de poder abordar aquelles problemàtiques i dificultats extracurriculars que afecten al correcte desenvolupament del menor com alumne/a i com a ciutadà. Això implica determinar els components bàsics de l’escola renovada que necessitem. En concret, Jaume Funes indica alguns en l’article publicat al diari Ara el 2016: “una escola només és veritablement escola si (…) està pensada per facilitar la infantesa, el desenvolupament, la curiositat per saber, el descobriment del món i dels altres en un entorn concret, en el qual diferents adults eduquen; (…) una escola és escola si a dins hi són totes les infanteses (…), totes les seves diversitats vitals, on tots són de diverses maneres bons alumnes i el que preocupa als pares és el grup, l’aprenentatge cooperatiu, el descobriment diari de la diversitat; (…) una escola és nova i bona si pares i mares poden entrar-hi i mestres i professors sortir-ne. Si uns i altres comparteixen currículum, vida i educació”.
L’educador/a  social, per tant, ha de contribuir a posar la mirada sobre el noi o noia i no només amb l’alumne/a. En aquesta renovació, la nostra professió ha de tenir un paper protagonista, actiu, innovador i vinculant.



Montserrat Sánchez
Educadora social a Fundació Main


04 octubre 2016

La Educación Social como garante de los derechos de la ciudadanía

En el carnaval de blogs de este año, el tema propuesto por el Colegio de Educadoras y Educadores Sociales de Cataluña (CEESC) ha sido "La educación social como garante de los derechos de la ciudadanía". He de admitir que el tema me parece complejo de abordar, sobre todo en el momento sociopolítico que estamos viviendo, con miles de personas refugiadas, otras tantas huyendo de zonas de conflicto y un flujo migratorio de dimensiones increíbles.

Por todo ello me asaltan más preguntas que respuestas: 



  • ¿Qué entendemos por derechos de la ciudadanía?
  • ¿Son los mismos que aparecen en las constituciones de muchos de nuestros países o quedan fuera algunos que se han ido añadiendo con el paso del tiempo?
  • ¿Cómo se decide cuáles son los más fundamentales? ¿Y quién lo dictamina? ¿Nos centramos sólo en aquellos más ligados a la propia supervivencia?
  • ¿Qué implica ser garantes de estos derechos?
  • ¿Qué otras profesiones deben ir de la mano junto a nosotros/as en esta función? ¿Entendemos que los estamentos políticos tienen mucho que decir y hacer?
  • ¿Estamos preparados/as, formados/as para realizar esta labor?
  • ¿Tenemos las herramientas suficientes para llevarla a cabo?
  • ...

Sabemos que todo aquello ligado al concepto "ciudadanía" ha ido mutando en el transcurrir de la historia. Si vamos a su significado vemos que se trata de un conjunto de derechos y deberes por los cuales el ciudadano o individuo está sujeto en su relación con la sociedad en que vive. La ciudadanía implica derechos y deberes que deben ser cumplidos por el ciudadano, sabiendo que aquellos serán responsables por la vivencia del individuo en la sociedad.

"Este concepto de ciudadanía está ligado al Derecho, sobre todo en lo que se refiere a los derechos políticos, sin los cuales el individuo no puede intervenir en los asuntos del Estado, y que permite la participación directa o indirecta del individuo en el gobierno y en la consecuente administración a través del voto directo para elegir o para competir por cargos públicos de forma indirecta". Significado de ciudadanía

Entonces, ¿dónde quedan los derechos de los refugiados, de los inmigrantes, de los que salen de su zona de confort para arriesgar su vida en busca de un futuro mejor? ¿Existen los ciudadanos de primera y los de segunda? ¿Somos conscientes que, según esa definición, existen personas que no son ciudadanos y que por tanto su voz no es escuchada ni se ve reflejada en los estamentos del gobierno? ¿Cómo podemos defender y amparar sus derechos cuando están en "tierra de nadie"? 

En estos casos nuestra labor (y la de muchos otros profesionales) se centra en cubrir necesidades básicas de supervivencia y dejar de lado, quizás, algunos de esos derechos más ligados a la participación ciudadana. Y vuelven a surgir las dudas... ¿Es suficiente con eso? Y las nuevas generaciones que nacen en esta situación, ¿estarán toda la vida sin ser ciudadanos de pleno derecho? ¿Implica que habrá siempre una bolsa importante de personas ajenas a la participación política de sus lugares de residencia? ¿Qué consecuencias sociales se derivan? ¿En algún momento se regularizará esta situación? 

A continuación dejo un pequeño vídeo de cómo estas cuestiones también son debatidas en una clase de filosofía de un colegio de Madrid: 


Nos queda por delante una ardua tarea en defensa de esas personas y de sus derechos. Como profesionales de lo social debemos luchar por la igualdad de todos y todas y que el concepto ciudadanía esté presente, de verdad, en cada uno de los individuos. Por suerte no estamos solos frente a tan titánico objetivo; hacen falta muchos brazos y mucha fuerza para conseguir lo que se supone que debería ser un derecho innegable e inherente al ser humano : la plena ciudadanía.


"En este Carnaval hemos participado 24 voces que han aportado su visión sobre la educación social como garante de los derechos de la ciudadanía. Encontraréis todas ellas recogidas aquí. ¡Os animo a conocerlas!"




05 noviembre 2015

¡Me quiero independizar!

Llevo poco tiempo trabajando con adolescentes con transtornos de conducta y/o en riesgo de exclusión social y reconozco que estoy aprendiendo mucho más de lo que imaginaba. Entorno a ellos se arremolinan una ingente cantidad de expectativas, inquietudes, retos, inseguridades, aprendizajes, vivencias, sueños... 

La sociedad evoluciona a una velocidad vertiginosa, y si ya es complejo para los adultos adaptarnos a las nuevas realidades, lo es aún más para aquellos que están viviendo un momento personal tan poliédrico como es la adolescencia. Y, cómo no, se exponencia en aquellos casos en los que están presentes diagnósticos psicológicos y/o entornos sociales desfavorecidos, conductas disociales, patrones familiares disfuncionales...

En este sentido, observo en los chavales con los que trabajo (de 14-15 años) una acuciante necesidad de independencia respecto a los adultos con los que conviven. Pero esta necesidad no se podrá materializar, probablemente, hasta dentro de unos cuantos años por razones económicas y/o laborales.

¡Cómo ha cambiado la historia! Sólo una generación anterior se planteaba irse de casa cuando era mayor de edad y tenía algún trabajillo en ciernes. Podía ser sola, en pareja o con amigos pero intentabas hacer un cambio con cierta solidez. Ahora algunos adolescentes hablan de vivir de okupas, realizar pequeños "chanchullos" rozando la legalidad (o acciones claramente ilegales) para salir como sea de un entorno que a veces viven como opresivo, hostil o excesivamente controlador. Y no sólo hablo de los chicos y chicas con los que trato; en el instituto donde trabajo hay más de 700 alumnos y esta reflexión también es fruto de las inquietudes que observo en el resto de profesionales.

Es evidente que no hablamos de todos los adolescentes y que existen infinidad de realidades pero desde mi precaria experiencia detecto una diferencia en cuanto a ritmos y retos vitales entre generaciones. Si hace unos años empezabas a trabajar con 17-18 años y te conformabas con lo necesario para poder mantenerte sin pedir dinero a tu familia, ahora muchos quieren trabajar cuanto antes (aunque no tengan la edad legal), con un sueldo más que generoso, para independizarse bastante antes de la mayoría de edad. Lo importante no es tanto empezar una nueva etapa vital como huir de la actual.

Existe entonces un desajuste importante entre los anhelos de muchos jóvenes y la realidad imperante. Si es complejo encontrar empleo teniendo formación y experiencia, lo es mucho más sin tener ni tan siquiera los estudios básicos obligatorios finalizados y mucho menos experiencia laboral. Si además no se posee la edad mínima legal y las expectativas pasan por sueldos imposibles, el sentimiento de frustración aflora con mucha facilidad. Otro tema a abordar es cómo preparamos a esos jóvenes para afrontar esta frustración y qué herramientas ofrece la sociedad para mitigarla.

Y cuando la realidad no acompaña, algunos de ellos tomarán los atajos que sean necesarios para conseguir sus objetivos. Si el entorno social del menor no es el más óptimo, no se poseen las estrategias adecuadas o las figuras de autoridad no canalizan esos anhelos, existe una alta probabilidad de que se produzcan conductas disruptivas que dificulten, aún más, su empoderamiento como ciudadanos de pleno derecho.

15 octubre 2015

Formació d'àmbit social


Noves activitats al catàleg en col·laboració de Serveis Formatius L'Om amb Quorum Social. Inscripció oberta!!
Hem incorporat dues noves formacions al nostre catàleg en col·laboració amb Quorum Social; ja les podeu sol·licitar com a formació a mida per a la vostra entitat, i durant el mes de novembre les oferim també en format seminari a Girona i Barcelona: 

Diversitat familiar: eines per a l'acció socioeducativa - Girona - Inscripcions fins el 17 de novembre. 


Transitant del centre residencial a la família d'acollida o adopció - Barcelona - Inscripcions fins el 20 de novembre.

Per a qualsevol consulta al respecte no dubteu en contactar amb nosaltres.

Formacions Aula Virtual
 
Foniatria i educació de la veu - Matrícula continuada - Format On Line.
 
 
 
 
El llenguatge infantil: trastorns i abordatge -  Matrícula continuada - Format On Line.


Canalitzar emocions negatives - Matrícula continuada - Format On Line.

       
La psicoestimulació en la Gent Gran - Matrícula continuada - Format On Line 

 
Coaching i lideratge - Matrícula continuada - Format On Line.


Resiliència: l'art de superar les adversitats - Matrícula continuada - Format On Line.
Més informació
 
 
Claus per a una comunicació de qualitat per correu electrònic - Matrícula continuada - Format On Line.
Més informació
 
 
Habilitats directives a les entitats socials i educatives - Matrícula continuada - Format On Line.

Gestió positiva de l'estrès: recursos pràctics - Matrícula continuada - Format On Line.

La gestió del temps: tècniques i instruments - Matrícula continuada - Format On Line.

*Totes les nostres formacions virtuals s'ofereixen en català i castellà, a escollir pel participant.
Ben aviat:
- Logopèdia en la Gent Gran.
- El conte com a  eina educativa.
Tècniques i instruments per a la gestió de projectes.
 
Seguiu atents/es a les novetats, us en mantindrem informats/ades.
 
Informacions d'interès
- Càpsula: Els jocs de taula moderns com a eina educativa - Delegació del CEESC a Girona - Girona, 15 d'octubre Més informació
- Jornada pràctica "La lluita contra els maltractaments a les persones grans: un treball en xarxa" - Fundació Campus Arnau d'Escala - Girona, 16 d'octubre - Més informació
- 3r Congrés del Lleure Educatiu "La contribució del lleure educatiu en el segle XXI" - Fundació Pere Tarrés - Barcelona, 16 i 17 d'octubre -  Més informació
- Conferència "Conductes de risc a l'adolescència" - DIXIT Vic i Grup de Recerca SaMIs - Vic, 20 d'octubre - Més informació
- Conferència "El benestar de les persones amb discapacitat intel·lectual i necessitat de suport generalitzat" - DIXIT Girona - Girona, 22 d'octubre - Més informació
- II Jornades sobre l'adopció - Palafrugell, 24 i 25 d'octubre - Més informació
- Conferència "Confidencialitat en la intervenció social" - DIXIT i l'Institut Borja de Bioètica_URL - Lleida, 30 d'octubre - Més informació